Residencia en Costa Rica

Las 5 maneras de aplicar/obtener  residencia en Costa Rica:

Costa Rica es un país amigable!  Abre sus puertas a cualquier extranjero que quiera vivir acá y ser parte del “Pura Vida”. Esta es la razón por la cual el servicio de extranjería y migración estableció 5 opciones diferentes para ser un residente legal en  Costa Rica:

  • Residencia de Inversionista:

Este tipo de residencia es otorgada a cualquier extranjero que invierta un mínimo de  US$200,000.00 en cualquier tipo de bienes, tales como la compra de una propiedad o un negocio.

  • Residencia de Rentista:

Este tipo de residencia es otorgada a cualquier extranjero que pueda probar a las autoridades migratorias que  un mínimo de US$2,500.00 por mes por los próximos 24 meses.

Puede ser un procedimiento engorroso dependiendo de su banco local.

Aun así, hay varias posibilidades de probarlo:

a) Mediante una carta de su banco, que indique que tiene garantizados los fondos para organizar transferencias mensuales.

b) Mediante un fondo de inversión en Costa Rica con un monto mínimo de US$60,000.00, lo que no solo facilita intereses anuales sino también la carta.

  • Residencia de Pensionado:

Este tipo de residencia es otorgada a cualquier extranjero pueda probar a las autoridades migratorias que tiene una pensión garantizada por su país de al menos US$1,500.00 mensuales.

  • Residencia de  Trabajo:

Este tipo de residencia es otorgada a cualquier extranjero que ha sido contratado por un Costarricense o una entidad Costarricense, y la persona o la entidad se encargaran de probar porque indispensable este trabajador sobre un trabajador costarricense.

  • Residencia familial:

Este tipo de residencia es otorgada a cualquier extranjero que pueda probar que tiene lazo familiar directo con un Costarricense o un residente permanente.

Por ejemplo, esposa/esposo y los hijos de un extranjero que obtiene su residencia obtendrán  ellos también la residencia.

Las condiciones y documentos requeridos son los mismos para cualquier tipo de categoría de residencia. Sin embargo el proceso y las demoras  varían de acuerdo con la categoría de residencia a la que se aplica